Estrellas voladoras en el Feng Shui – Parte I

Estrellas voladoras en el Feng Shui - Parte I

No son estrellas, no tienen su forma, y además tampoco vuelan, no se ven, pero se sienten entonces ¿de que estamos hablando?

Cuando hablamos de las estrellas voladoras dentro del Feng Shui, no nos referimos a ningún cuerpo celestial, ni tampoco a objetos con forma de estrellas, nos referimos a energías que se desplazan y que están relacionadas con los puntos cardinales y el tiempo, estas estrellas del feng shui no son visibles pero su energía y efecto es muy concreto.

En el feng shui los puntos cardinales son de gran importancia, pues ellos representan la energía invisible, ya que partimos de que nuestro planeta tierra es la fuente de la energía Chi (energía vital) y posee un gran imán con sus polos al norte y al sur, esta energía magnética influye en nuestras viviendas, por esto el feng shui pone especial cuidado en la orientación de las casas hacia el norte magnético y es aquí donde entran las estrellas voladoras.

Según el sistema Feng Shui de la escuela de la Brújula, hay nueve estrellas voladoras que se mueven continuamente y de forma distinta en cada vivienda, ya que, se calcula su posición según el año de construcción y la orientación hacia el norte magnético que tenga la casa.

Las nueve estrellas tienen asociadas un número y un color y están distribuidas en una cuadricula de 3X3, esta cuadricula se conoce como Lo Shu. Ocho de ellas ocupan posiciones principales de los puntos cardinales y la novena es colocada en el centro.

Son estrellas volantes porque cada año cambia su posición con respecto a la cuadricula, de acuerdo a un patrón determinado que puede variar cada 20 años, un año, meses o días. Estos movimientos se basan en el calendario Hsia, o calendario de los diez mil años, es el calendario solar chino que comienza en febrero. La dimensión del tiempo se divide en ciclos y cada ciclo dura 180 años que a su vez se divide en nueve periodos de 20 años cada uno.  El ciclo actual se inició en 1864 y de acuerdo a esta división de periodos de 20 años, nos encontramos en el periodo 8, que comenzó el 4 de febrero de 2004 y culmina el 4 de febrero del 2024.

Este estudio crea un cuadro numérico donde cada estrella nos da las combinaciones indicando el lugar de las aflicciones que debemos curar y el lugar de las positivas que debemos reforzar o dejarlas como están para disfrutar de la energía a nuestro favor.

Esta interesante y compleja práctica del feng shui nos permite utilizar las energías a nuestro favor sin importar cuan negativo pueda salir el estudio, pues, siempre hay una cura para resolverlo y mejorar. Las estrellas anuales tienen un poder importante sobre la vida de las personas, hay que aprovecharlas al máximo puesto que solo duran un año. Estas energías actúan únicamente para ayudar a lograr propósitos de corto plazo, aquellos planificados dentro del año de su vigencia.

En otra oportunidad hablaremos de los números de las estrellas voladoras, sus colores y significado. ¡Hasta la próxima nota!

“No se trata de entender… se trata de sentir”

Margarita Hernández.