Leyenda de la “Madera Sagrada”

Leyenda de la “Madera Sagrada”

 

Madera Sagrada o Palo Santo es un árbol que crece en Perú, Ecuador, Bolivia y algunas zonas de Brasil, alcanza aproximadamente los 18 metros de altura y desde tiempos ancestrales ha sido utilizado por los chamanes de los Andes en rituales de limpieza y purificación. como árbol sagrado, el Palo Santo es parte importante en las sesiones de ayahuasca en la selva peruana. Se le atribuyen poderes sanadores y es excelente para meditar, limpiar las energías. Los Lengua-Maskoy (pueblo indígena de Paraguay, cercano a Bolivia y Argentina) tienen la creencia que una fogata hecha con la madera del Palo santo evita que los espíritus maléficos se acerquen a las viviendas. Le atribuyen tal propiedad debido a la particular claridad de las llamas que surgen de esta madera encendida.
 
Los Tobas, habitantes originarios de la región del Chaco (Argentina), lo usan en sus ceremonias del fuego llamadas Nareg y es aquí donde nace una leyenda muy hermosa…
"Hace mucho tiempo vivía un joven muy virtuoso y apuesto llamado Cosakait, que se había enamorado perdidamente de una muchacha muy bella, pero ella no le correspondía.
Ah!- el indio se lamentaba- los dioses no quieren mi felicidad.
Entonces el joven se enfermó de pena, pero la muchacha no quiso verlo. Desesperado, Cosakait llamó a la madre de su amada y le dijo:
-Yo he de morir, pero seguiré amando a su hija. Adornaré con flores su cabello, perfumaré el agua que sus labios beban y espantaré a los insectos de su lado para que no la molesten. Estaré siempre donde ella se encuentre y le daré todo lo que me pida.
Cosakait murió, y Dios, compadecido por su dolor, lo eternizó en la forma de un árbol que creció allí mismo y se extendió por toda la selva. De esta forma Cosakait brindó a su amada flores y todas las cosas buenas que le había prometido."
 
La madera de Palo Santo que empleamos proviene de los árboles que han finalizado ya su ciclo de vida y “mueren” de forma natural, una vez caído el árbol se inicia un proceso alquímico de transformación natural que dura entre 3 y 4 años y sólo después de ese tiempo la madera adquiere características aromáticas y curativas. Se dice que los espíritus de los árboles del palo santo se materializan en el aceite esencial y son los responsables de que este sea tan potente. Hay muchos estudios realizados sobre esta madera sagrada estos son solo algunos de sus beneficios: Equilibra las energías, buscando y aumentando todo positivo, ayuda a controlar el estrés regalando paz y armonía, su aroma ayuda en la meditación, alivia la tensión nerviosa.
 
Quema un trocito de palo santo y déjate llevar por la energía y particular aroma que va a ir desprendiendo mientras limpia y armoniza tu hogar.
 
"Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza." - Jean Jacques Rousseau